Pasta Caprese

Una increíble receta para ahora que empieza la época de calor. No solamente es deliciosa y rápida, también es súper nutritiva y sin nada de grasa. Es la mejor opción para meterla como ensalada o como entrada y la puedes llevar de luch a la oficina y no necesitarás calentarla.

Deja tu cocina como nueva

Es el lugar de la casa que más se ensucia y parece imposible mantenerla limpia. Pero una limpieza a profundidad 1 vez a la semana, te dará oportunidad de solo pasar el trapito diario.

Empecemos pues, que al mal paso mejor darle prisa.

  1. El horno

Usa una caja de bicarbonato y mézclala con un poco de agua para hacer una especie de pasta. Rellena las aberturas del horno con papel aluminio para que la mezcla no se meta por ahí y expándela por todos los rincones del horno. Déjala reposar toda la noche y al día siguiente usa una espátula para remover la pasta, moja conforme vayas necesitando y después limpia con agua tibia.

  1. Los quemadores de la estufa

Son lo peor y a veces, se llenan de cochambre. Pero con este truco quedarán impecables y te permitirán sólo lavarlos con agua y jabón. En una bolsa de plástico mete los quemadores y  pon un poco de amoniaco. No es necesario que queden sumergidos, sólo que estén expuestos al vapor.

Sella la bolsa y colócalas sobre una bandeja para horno. Déjala afuera de la casa toda la noche. Al día siguiente enjuaga con una esponja y detergente para trastes. Nunca mezcles blanqueador con amoníaco porque genera vapores tóxicos.

  1. El lavabo

Prepara una mezcla parecida a la del horno y aplícala sobre todo el lavabo. Talla con un cepillo de dientes y enjuaga. ¡Listo!

  1. El triturador de basura

Echa media taza de bicarbonato de socio al triturador junto con media taza de vinagre blanco. Préndelo y ve echando poco a poco agua hirviendo. Otra opción es llenar el triturador de hielo con sal y dejarlo prendido hasta que se triture todo. Una más, parte limones a la mitad y echa una mitad a la vez. No sólo lo limpiará, también servirá de desodorante.

  1. El microondas

Coloca en una taza para microondas un poco de agua con jugo de limón y calienta por 3 minutos. Déjala ahí adentro por 5 minutos más, ya sin prenderlo. Este truco te ayudará a que cualquier cosa que se haya quedado pegada, se afloje y lo puedas quitar con un simple trapito mojado.

 

¡Mantén tu cocina despampanante!

Lo que necesitas para que tus toallas estén como nuevas siempre

Con tantas lavadas y años, tus toallas pueden dejar de sentirse suaves como cuando las compraste. Lo que hace que esto pase es el jabón o el suavizante de ropa pues se le va pegando poco a poco a las fibras y las endurecen.

Cuando estés a punto de tirarlas a la basura (o hacerlas las nuevas cobijas del perro) intenta este truco. No sólo regresarán a su suavidad original, sino que secarán mejor y olerán increíble.

Una vez más el bicarbonato de sodio llega a nuestro rescate. Cuando lo combinamos con vinagre hacen un excelente detergente quitamanchas para cualquier superficie.

¿Qué necesitas?

  • 1 taza de vinagre blanco
  • ½ taza de bicarbonato de sodio
  • Agua caliente

Primero mete las toallas a la lavadora y pon un ciclo de agua caliente. Fíjate que todas sean del mismo color, o claras u obscuras. Agrega al agua, el vinagre y lleva a un ciclo completo. Cuando acabe, deja las toallas en la lavadora y vuelve a llenar con agua caliente y ahora agrega la taza de bicarbonato de sodio. Pon otro ciclo de lavado completo y cuando acabe, cuelga las toallas en un lugar súper ventilado.

Con este truco tus toallas quedarán como nuevas.

Las mejores formas de quitar manchas de tu ropa

Algo que es prácticamente inevitable es manchar tu ropa. Ya sea de comida, café vino o desodorante, es prácticamente imposible que la ropa se mantenga impecable. Por eso te damos estos consejos para que saques esas manchas que constantemente arruinan tu ropa favorita. ¡Prepárate para asombrarte y no volver a tirar nada!

  1. Bicarbonato de sodio

Es el mejor aliado para toda tu casa, pero hablemos hoy de cómo va a desmanchar tu ropa.  Vas a necesitar 2 litros de agua tibia y ½ taza de bicarbonato. Sumerge tu ropa blanca ahí por 4 horas y vuelve a verla blanca.

  1. Vinagre blanco

El olor no es el más agradable, pero sirve, y eso es lo que hoy nos importa. En 100 mililitros de jabón para trastes agrega 1 taza de vinagre y úsalo como si fuera tu detergente de ropa normal.

  1. Aspirina

No solamente quitan el dolor de cabeza. Estas pequeñas pastillas blancas son un milagro para desmanchar tu ropa. Necesitas 6 aspirinas. Disuélvelas en un recipiente de agua y sumerge tu ropa manchada por media hora. Después sácala y lávala como normalmente lo haces.

  1. Limón

Necesitarás 1 taza de puro jugo de limón para esta súper receta. Cuando la ropa esté a punto de enjuagarse dentro de la lavadora, agrega el jugo de limón y deja que termine el ciclo. Saca al sol para secar y listo.

Con estos tips olvídate de las manchas y prepárate para siempre lucir impecable, mientras ayudas al medio ambiente, ya que estas recetas son prácticamente biodegradables.

El mejor aderezo de Champiñones para tu pasta

Para esta receta, cocerás la pasta como siempre. Te puedo recomendar Lucchetti Huevo y así aprovechar la proteína extra para esta Cuaresma. La salsa la prepararemos vegana, para tratar de hacerla lo más saludable posible., así que puedes usar mantequilla vegana. Esta salsa también la podrás usar sobre alguna carne, o sobre pollo. Es muy versátil y queda deliciosa.

Tienes que ser muy cuidadoso al cocinar los champiñones, para que queden suaves. Tómate el tiempo necesario y no dejes que se apilen en el sartén. Recuerda que los champiñones absorben agua, así que trata de no remojarlos nunca.

A la hora de incorporar la leche a la olla, recuerda hacerlo lento mientras evitas que se vayan formando grumos.

Ingredientes

  • 200 gr de Spaghetti Lucchetti Huevo
  • 2 cucharadas de mantequilla
  • 2 cucharadas de harina
  • 2 tazas de leche de soya sin endulzantes
  • Sal y pimienta
  • 1 cucharada de aceite de olive
  • 2 tazas o 1 bandeja de champiñones rebanados en láminas

Preparación

  1. En una olla mediana, derrite la mantequilla y agrega la harina. Revuelve bien.
  2. Agrega la leche. Revuelve hasta que se espese y salpimenta al gusto.
  3. En un sartén saltea los champiñones de 2 a 3 minutos por lado, sin moverlos.
  4. Agrega la mezcla de leche al sartén y revuelve.
  5. Incorpora después la pasta Lucchetti y disfruta caliente.