NUTREMAS-LUCCHETTI

Comida que nutre la mente

No cuidar tu cerebro es sinónimo de destruir tu mente. Aliméntate bien y vive mejor

Para tener una mente ágil y aguda es necesario ejercitarla y alimentarla, para lograr la primera tarea es necesario realizar ejercicios de agilidad mental como, sudoku, crucigramas, sopas de letras, redactar un diario, resolver cubos Rubik o cualquier actividad que implique un esfuerzo mental más que físico para tener éxito.

Por otro lado, para alimentar la mente, es indispensable exponerla a la literatura, música diferente (no necesariamente clásica), expresiones artísticas, paisajes y actividades nuevas, en resumen sacarla de la rutina para que no se aburra y se atrofie.

Sin embargo, nada de esto sirve si el órgano sobre el que se apuntala el milagro de la mente se encuentra desnutrido. Este órgano es el cerebro; ningún ejercicio mental surtirá efecto si el cerebro desarrolla alguna enfermedad o se encuentra sin los nutrientes que necesita para dar mantenimiento a las neuronas.

Muchas de las demencias en los adultos mayores son derivadas de una mala alimentación en la juventud y la adultez, del mismo modo que muchos problemas conductuales y cognitivos en niños adolescentes y adultos se deben a un deterioro y desorganización neuronal derivada de la ingesta de comida nociva para la salud y de una pobre alimentación carente de nutrientes y suficiente agua.

Que no te pase, cuida tu cerebro consumiendo regularmente mucha agua y estos superalimentos que lo tendrán al punto:

  1. Consume dos porciones de verduras de hoja verde todos los días, como la acelga, la col, apio, lechuga, hierbas aromáticas y espinacas.
  2. Come alimentos con ácidos grasos Omega 3. Se encuentra en las sardinas, atún, salmón, arenque, algas marinas, nueces, chía y semillas de linaza. Evita las grasas trans.
  3. Come una gran cantidad de alimentos ricos en vitamina E, como las almendras, avellanas, semillas de girasol, calabaza y ajonjolí, papas, calabaza, aceitunas y duraznos.
  4. Aumenta tu ingesta de vitamina B; con mariscos, hígado, pollo, legumbres, cereales fortificados, granos enteros, verduras de hoja verde oscuro, verduras crucíferas, nueces, pepinos y espárragos.
  5. Come frutas con un alto contenido de antioxidantes, como la sandía y las moras. Diferentes estudios han revelado que los arándanos mejoran la memoria en adultos mayores.
  6. Utiliza canela en tus platos. Un estudio demostró que tiene una acción neuroprotectora, ya que alivia los efectos negativos que una dieta alta en fructosa y alta en grasas.
  7. Bebe suficiente agua. Los trastornos cerebrales como las embolias y las demencias de los ancianos, se deben en gran parte por la ausencia de agua en el cerebro, si tomas la suficiente prevendrás estos problemas