Deja tu cocina como nueva

Es el lugar de la casa que más se ensucia y parece imposible mantenerla limpia. Pero una limpieza a profundidad 1 vez a la semana, te dará oportunidad de solo pasar el trapito diario.

Empecemos pues, que al mal paso mejor darle prisa.

  1. El horno

Usa una caja de bicarbonato y mézclala con un poco de agua para hacer una especie de pasta. Rellena las aberturas del horno con papel aluminio para que la mezcla no se meta por ahí y expándela por todos los rincones del horno. Déjala reposar toda la noche y al día siguiente usa una espátula para remover la pasta, moja conforme vayas necesitando y después limpia con agua tibia.

  1. Los quemadores de la estufa

Son lo peor y a veces, se llenan de cochambre. Pero con este truco quedarán impecables y te permitirán sólo lavarlos con agua y jabón. En una bolsa de plástico mete los quemadores y  pon un poco de amoniaco. No es necesario que queden sumergidos, sólo que estén expuestos al vapor.

Sella la bolsa y colócalas sobre una bandeja para horno. Déjala afuera de la casa toda la noche. Al día siguiente enjuaga con una esponja y detergente para trastes. Nunca mezcles blanqueador con amoníaco porque genera vapores tóxicos.

  1. El lavabo

Prepara una mezcla parecida a la del horno y aplícala sobre todo el lavabo. Talla con un cepillo de dientes y enjuaga. ¡Listo!

  1. El triturador de basura

Echa media taza de bicarbonato de socio al triturador junto con media taza de vinagre blanco. Préndelo y ve echando poco a poco agua hirviendo. Otra opción es llenar el triturador de hielo con sal y dejarlo prendido hasta que se triture todo. Una más, parte limones a la mitad y echa una mitad a la vez. No sólo lo limpiará, también servirá de desodorante.

  1. El microondas

Coloca en una taza para microondas un poco de agua con jugo de limón y calienta por 3 minutos. Déjala ahí adentro por 5 minutos más, ya sin prenderlo. Este truco te ayudará a que cualquier cosa que se haya quedado pegada, se afloje y lo puedas quitar con un simple trapito mojado.

 

¡Mantén tu cocina despampanante!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *