fbpx Lucchetti México

Tips para una cocción perfecta

Normalmente cuando cueces pasta usas un escurridor para desechar el resto de agua, pero el día de hoy, te queremos platicar sobre un truco que los chefs realizan.

Si la guardas después de colar la pasta, puedes agregar un poco de esa agua a la salsa que estés preparando para obtener el mejor resultado.

Con esto podrás obtener una pasta mucho más sedosa por el almidón de esa agua que añades y además su sabor será exquisito por el extra de sal que pusiste en el agua.

Un buen tip, es ser cuidadoso con el agua que añadas: basta con guardar la cantidad de una taza, dependiendo del tipo de salsa que vayas a preparar. Recuerda que el almidón del agua de cocción es espesante, y por lo tanto te puede resultar útil para tu receta.

Cabe añadir que a menudo cometemos el error de hervir la pasta en agua escasa, nuestro mejor tip es: No escatimemos.

Lo ideal es poner un litro de agua por cada 100 grs. de pasta, ya que esta es la medida que apuntan la mayoría de expertos.

De igual forma te recomendamos usar una olla grande, ya que de esta manera, cuanto más espacio tenga la pasta en la olla, quedará menos pegajosa.

¡Así que ya lo sabes!

Conviértete en un Master preparando pastas y dejando el mejor sabor en la boca de todos tus seres queridos.